Por qué es ilegal la marihuana. Parte 2, Racismo

Por qué es ilegal la marihuana. Parte 2, Racismo

La prohibición de la marihuana fue alimentada, en parte, por el racismo. A principios del siglo XX, algunos sectores de la clase media de Estados Unidos se mostraban claramente recelosos de la influencia social de los músicos negros de jazz 'locos por la marihuana'. También sospechaban de los mexicanos fumadores de marihuana, que habían huído de México en masa cruzando la frontera abierta durante la larga y violenta Revolución Mexicana, que terminó en 1920.

 

Racismo hacia los mexicanos. Hostilidad hacia la marihuana. 

Muchas comunidades mexicanas habían consumido marihuana durante siglos. Cosechas de excelente calidad se cultivaban a un precio tan bajo como el de cualquier otro cultivo de exterior. Para la gente relativamente pobre que vivía de la tierra, la marihuana era una medicina versátil y una vía de escape agradable y recreativa. La Revolución Mexicana desplazó a millones de personas. Varios cientos de miles escaparon hacia el norte cruzando la porosa frontera con los Estados Unidos. Por supuesto, llevaron con ellos su marihuana y sus mejores semillas de marihuana. Muchos americanos opinaban que los inmigrantes eran un estorbo y les culpaban por el crimen. Los inmigrantes, y su marihuana, eran cada vez menos populares. Se estaban plantando las primeras semillas de lo que sería la prohibición de la marihuana. Los políticos y legisladores empezaron a considerar de qué maneras podían proteger a la sociedad de la marihuana y cómo podían comunicarles la amenaza mortal que según ellos suponía.

 

 why is cannabis illegal


"Reefer Madness". Creando estereotipos y exagerando los peligros.


De acuerdo con un estudio, titulado 'Los Colores del Cannabis: Raza y Marihuana", los políticos fueron de los primeros en relacionar marihuana con racismo. A principios del siglo XX, los políticos de Texas ya estaban asociando el consumo de cannabis con los 'problemas' que causaban los mexicanos. El senado de Texas dijo a comienzos del siglo XX que "todos los mexicanos están locos, y esto [la marihuana] es lo que los enloquece."

Por suerte para los primeros prohibicionistas, no hicieron falta pruebas para que se difundiera el prejuicio. Traficar con miedo resultó ser muy efectivo. En estas condiciones fértiles, el racismo encontró un hogar.

El mismo estudio sugiere que también se temía que la comunidad negra, formada por antiguos esclavos, empezara a fumar marihuana. ¿Quién sabía las repercusiones que esto podría tener? Miedo, incertidumbre y duda se combinaron con prejuicios y racismo. Era urgente, argumentaban los políticos, establecer leyes para mantener la seguridad de todos.

 

Marihuana. ‘Una droga de violencia y depravación’.

 

La mentalidad de lo que se llamó 'Refeer Madness' (Locura de la marihuana) prosperó durante la primera mitad del siglo XX. Se culpó a la marihuana por los crímenes violentos y la explotación sexual de las mujeres. Los músicos de jazz, que eran los grandes juerguistas de la época, fueron condenados por fumar marihuana e inducir a jovencitas vulnerables a llevar una vida de fiesta. Los mexicanos fueron objeto de discriminación racial. Los negros todavía luchaban por la igualdad racial, aunque hacía décadas que el comercio de esclavos había terminado oficialmente. El mismo trasfondo racista de la marihuana que se usaba contra los mexicanos fue usado también contra la comunidad negra. La marihuana pasó a estar intrínsecamente asociada con crimen, caos, problemas y peligro.

 

 

cannabis propoganda


Harry Anslinger, marihuana y racismo.

Harry Anslinger fue el primer comisario de la Agencia Federal de Narcóticos de los Estados Unidos. Por su posición, estaba muy interesado en demonizar la marihuana y justificar el presupuesto de su departamento. La marihuana era un peligro nuevo y letal.

 

Anslinger trabajó duro para asegurar que todo el mundo supiera que la marihuana había aumentado la depravación moral. El consumo de marihuana fue asociado con crímenes que iban desde hurtos menores hasta asesinato con violencia. También se relacionó con brotes psicóticos y crisis nerviosas fuera de control. Anslinger era muy claro, para él la marihuana necesitaba ser erradicada y no había ningún área que estuviera fuera del marco de acción de su equipo. Los prejuicios se combinaban con la ignorancia de forma impecable. El público confiaba en que el mensaje del Gobierno era honesto, pero la visión racista inherente de Anslinger tiñó su mensaje y su legado.

 

Según la página de Anslinger en Wikipedia, se utilizaron temas racistas en su propaganda anti-marihuana. "En los años 30, los artículos de Anslinger contenían a menudo temática racista en su campaña anti-marihuana. Estudiantes de color en la Universidad de Minnesota de fiesta con mujeres (blancas) estudiantes, fumando [marihuana] y ganándose su simpatía contando historias de persecución racial. Resultado: embarazo.

Dos negros se llevaron a una chica de catorce años y la tuvieron durante dos días bajo la influencia del cannabis. Una vez recuperada, supo que padecía sífilis. La marihuana les hace creer a los morenos que son tan buenos como los blancos"

 

El público había sido deliberadamente engañado y llevaría décadas reparar el daño causado. Millones de personas recibieron registros criminales innecesarios, muchos fueron encarcelados. El coste humano para los individuos y el coste financiero para la sociedad ha sido enorme. El documental de Netflix 'Grass is Greener' aborda el concepto de reefer madness desde una perspectiva moderna, haciendo un énfasis particular en los aspectos racistas de la guerra contra el cannabis.

 

El racismo jugó un papel importante en la prohibición de la marihuana. Para finales de los años 30, la marihuana era ampliamente ilegal a nivel federal. Y en las décadas posteriores, las leyes se hicieron todavía más estrictas a medida que la marihuana se asoció con la guerra contra las drogas por ser considerada como un trampolín a otras drogas. La marihuana fue considerada como la raíz de los muchos demonios de la sociedad occidental. En los 80, la campaña 'Just Say No' de Ronald Reagan consiguió la atención de las masas del público mainstream. La retórica anti-marihuana comenzó a perder fuerza en las décadas posteriores a los 80. Muchos estados y países ya han legalizado la marihuana para usos medicinales y/o recreativos. Y se prevé que muchos más sigan este camino en la siguiente década.

 

Marihuana y racismo hoy en día.

Los defensores de la legalización de la marihuana han señalado la disparidad en arrestos raciales por marihuana como recordatorio de que la marihuana y el racismo todavía guardan relación en la actualidad. Este informe, publicado por Norml en Estados Unidos, muestra que la probabilidad de las personas negras de ser arrestadas por consumo de cannabis es 3.7 veces superior a la de las personas blancas. El informe está basado en los datos de arresto de la Policía entre 2012-2016. Esto sucede a pesar de que el consumo de cannabis es prácticamente igual para personas blancas o negras. Aunque la legislación sobre la marihuana ha empezado a cambiar, los prejuicios tardan un poco más en ponerse al día.

 

 

 

 

Por qué es ilegal la marihuana. Parte 2, Racismo
Julio 5th 2019

Deja un comentario